Enseñar

Posted · Add Comment

Dijo entonces un maestro: Háblanos del enseñar.

Y él dijo: Ningún hombre puede revelarles más de lo que reposa semidormido, en el alba en la que llegarán, por ustedes mismos, al conocimiento.

El maestro que camina, a la prestigiosa sombra de un templo en medio de sus discípulos, no les da de su sabiduría, sino, que les transmite de su fe y de su amor, su disfrutar en la búsqueda.

Pues si él, es verdaderamente sabio, él sabe que, no podrá hacerlos entrar en la casa de su sabiduría; él los conducirá, no obstante, hasta el umbral de tu propio espíritu.

El astrónomo les hablará de grandes espacios, de los que él tiene una gran comprensión,pero no podrá darles esa comprensión.

El músico puede hacerles sentir, por su canto, las profundas resonancias del universo, pero no puede darles el oído que detecta el ritmo, ni la voz que le hace eco.

Y el que domina la ciencia de los números puede hablarles de los confines de lo mensurable pero no puede conducir a nadie hasta ellos.

Pues la visión de un hombre no puede tomar su vuelo de la visión de otro hombre.

Y así como cada uno recibe, sólo, de Él, su amor, así mismo cada uno se halla solo, ante el conocimiento de Dios y su comprensión de las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 
Powered by WishList Member - Membership Software