Las características que quienes son afectados por un cáncer y no salen de él

Posted · Add Comment

A la inversa de los anteriores, la personalidad tipo de estos pacientes, es más débil y vulnerable, su resistencia al estrés es menor, una brusca descompensación los hace estresar, su confianza en sí se derrumba fácilmente, su sistema de creencias es rígido, tienen menor tolerancia respecto de los comportamientos de los otros, a la vez que necesidad de acompañamiento por los demás.

Algo muy interesante en los trabajos de Simonton es que estas características, si bien, se aplican a estos enfermos en particular, en líneas generales se aplican a las enfermedades psicosomáticas. Por lo que, estudiar estas características es de interés para todos.

Primera conclusión, según los datos dados, es con: el desarrollo de un cierto número de capacidades, adecuada imagen de sí, tener objetivos, desarrollar la capacidad para amar y perdonar, aumentar la resistencia al estrés, etc., son atributos de personalidades con menos riesgos de estar afectados de cáncer u otras enfermedades.

El doctor Simonton ha creado un método de curación, podría decirse, psicoterapéutico, para ayudar a los pacientes a salir de graves enfermedades, y que al aplicarlo los resultados han sido altamente satisfactorios.

 

La enfermedad tal como se la ve

Hay muchos factores tratados por este métodos. El primero es la enfermedad y el cómo uno la ve.

El segundo factor es el tratamiento así cómo, la relación al tratamiento: cómo ve el tratamiento.

El tercer factor es la capacidad de curar y cómo el enfermo ve esta capacidad de curar.

El Dr Simonton notó que para la mayoría de los enfermos, el cáncer particularmente , es algo muy potente y que no hay nada que hacer.

Estos enfermos tienen a su alrededor ejemplos negativos que refuerzan sus creencias y sobretodo piensan la enfermedad como un auto-castigo es decir, encuentran razones, para creer que es lógico tener tal enfermedad pues ésta es un castigo por tal o tal cosa.

Cómo creen que su enfermedad es castigo, entonces el tratamiento ha de ser doloroso. El tratamiento se lo concibe como peligroso y el enfermo adopta una posición de víctima.

En lo que concierne a su capacidad de curarse, ellos lo vez como imposible. Hay un lado diabólico en el desarrollo de la enfermedad.

Un contra sistema de ideas sanas

El Dr. Simonton entonces desarrolló un contra-sistema de ideas sanas, a saber:

La célula cancerosa es una célula muy débil que normalmente puede ser destruida por organismos sanos. Se sabe que si se inyectan células cancerígenas en organismos sanos, éstos las eliminan.

Por lo tanto, es necesario comprender que: el cáncer no es una cosa terrible, tampoco algo tan fuerte que vaya a aniquilar obligatoriamente a la persona, sino por el contrario es preciso recordar que las células cancerígenas son débiles.

Segunda cuestión, el tratamiento es benéfico, los efectos secundarios no son en absoluto necesarios. En el caso del cáncer, los vómitos, la pérdida del cabello, etc. Etc. Hay ciertamente efectos secundarios que son normales, pero se sabe de numerosos casos en que no se presentan.

Los pacientes del Dr Simonton, son gentes que frecuentemente no presentan efectos secundarios.

En lo que concierne a la capacidad de curar, los sistemas de curación del paciente mismo es muy fuerte. El paciente es capaz de eliminar todo lo que es defectuoso.

Cambiar el sistema de creencias del paciente

La idea del Dr Simonton es cambiar el sistema de creencias del paciente. El explica, inicialmente, al paciente mismo, lo que la enfermedad es. Le pide formularse las siguientes preguntas.

Son preguntas que pueden plantearse a propósito de toda enfermedad.

La primera cuestión es: ¿Por qué estoy enfermo?

La siguiente cuestión es: ¿Para qué me sirve esta enfermedad?

Es así como se ha encontrado que en muchos casos con cáncer, las personas encuentran que la enfermedad es un medio para que los demás se ocupen de ellos.

Pero hay, por supuesto otra cantidad de razones.

Estas dos preguntas pueden aplicarse tanto a las enfermedades como a los accidentes.

Por ejemplo accidentes de carro, mi especialidad cuando era más joven. Le di una fortuna a mi aseguradora. Y, me di cuenta que, en efecto yo me accidentaba, y que inconscientemente lo provocaba, y que, eso me servía para algo. Si que, entonces si yo quería, también, con un trabajo mental, podría invertir los procesos.

Esta idea no es fácil de aceptar, tanto por parte de los enfermos como de los accidentados pues es más fácil, eludir las dificultades. La sociedad es, causante de los problemas. Esta frase, es el principio de un sistema de pensamiento cada vez más generalizado y que se expresa en las consabidas frases: Si no tengo trabajo es porque la sociedad no lo provee, si no se tiene éxito. Es decir, lo desagradable que pasa, es culpa de los otros.

En un primer tiempo, se comienza, formulando la pregunta, para dar un montón
de razones, entonces, externas.

Luego, diciendo para qué esto, me sirve, surgen las formulaciones que pertenecen a sí mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 
Powered by WishList Member - Membership Software