Palabra

Posted · Add Comment

Luego, un erudito avanza y dice: Háblanos entonces de la Palabra.

A lo que él responde, diciendo: Ustedes hablan cuando no quieres escuchar el rumor de los pensamientos que les atormentan.

Cuando no logran refugiarse en la soledad de su corazón, se ponen por entero en sus labios, y las palabras que pronuncian no son síno, divertidos pasatiempos, pues, casi todo lo que dicen son palabras vacías.

Como un pájaro en el cielo, el pensamiento puede abrir sus alas en la jaula de las palabras, pero no encontrar allí su vuelo.

Algunos de entre ustedes, sin darse cuenta y sin pensar, por lo tanto, revelan verdades que incluso ni ustedes mismos comprenden.

Y finalmente hay quienes poseyendo la verdad interior, sin premeditación y a pesar de ellos mismos, hasta sin palabras, la revelan, pues en lo más profundo de ellos mismos experimentan el puro y silencioso ritmo del espíritu.

Cuando encuentren un amigo en la calle o en la plaza del mercado, dejen que el espíritu que está en ustedes, anime el lenguaje que ustedes articularán.

Deja que la voz en tu voz hable al oído en su oído. Pues en su alma quedará inscrita, por siempre, la sinceridad de tu corazón, como el sabor del vino es recordado después de haber ya olvidado el color, cuando nada queda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
 
Powered by WishList Member - Membership Software